El humanismo, clave ante los retos de la Europa del futuro respecto a la educación y la transformación digital

Extraída de Nota 22.com- 09 de Febrero 2022

20 minutos y la Universidad CEU San Pablo han organizado este lunes una mesa redonda para dar respuesta a los retos a los que se enfrenta la Unión Europea en el marco de la Conferencia por el Futuro de Europa (CoFoE).
Isabel Benjumea, eurodiputada del Partido Popular (en la pantalla); De izquierda a derecha, Emiliano Blasco Doñamayor, Vicerrector de Transformación Digital de la Universidad CEU San Pablo; Encarna Samitier, directora de ’20minutos’; María Ortega, portavoz de Equipo Europa en la Comunidad de Madrid; Roberto Benito, Director de SM Educamos; y Ángel Pardillos Tomé, Director de People Transformation de la Fundación Hiberus.Jorge París.

¿Cómo debe afrontar el mundo de la educación el reto de la transformación digital? ¿Qué aspectos deben potenciarse en la formación para que Europa siga adaptándose a los avances actuales y a los que están por llegar? A estas y otras cuestiones relacionadas se trató de dar respuesta este lunes en la mesa redonda organizada por 20minutos y la Universidad CEU San Pablo dentro del Foro CoFoE (Conferencia sobre el Futuro de Europa). El encuentro, que cuenta la financiación de la Unión Europea, abordó temas de relevancia, como la educación en la etapa universitaria, la digitalización en la educación como parte fundamental de la transformación del sector, o los nuevos talentos a desarrollar para poder adaptarse a las tecnologías que se van introduciendo en el empleo.

Al evento asistieron Isabel Benjumea, eurodiputada del Partido Popular; Emiliano Blasco Doñamayor, Vicerrector de Transformación Digital de la Universidad CEU San Pablo; Ángel Pardillos Tomé, Director de People Transformation de la Fundación Hiberus; Roberto Benito, Director de SM Educamos; y María Ortega, portavoz de Equipo Europa en la Comunidad de Madrid.

La mesa redonda se desarrolló en el Aula Magna de la Universidad CEU San Pablo con la moderación de Encarna Samitier, directora de 20minutos, quien recalcó que, para este diario, “es un deber y una responsabilidad dar voz a todo el trabajo por el futuro de Europa; creemos firmemente en la idea de una Europa cada vez mejor adaptada a las nuevas necesidades y en nuestra misión para dar voz a la sociedad”.

La eurodiputada Isabel Benjumea intervino desde Bruselas para destacar la “inmensa oportunidad” que brindan los fondos de recuperación europeos, que -incidió- son también una “responsabilidad”. “Europa ha sabido reaccionar en un contexto de una gravísima crisis sanitaria con consecuencias económicas y sociales a las que se les ha dado respuesta con un paquete de estímulo económico sin precedentes con dos grandes pilares: reforma e inversión”, destacó la eurodiputada.

En esa línea, Benjumea resaltó la necesidad de destinar esos fondos principalmente en dos ámbitos: en primer lugar, en dotar a los jóvenes con más capacidades para que puedan incorporarse al mercado laboral; pero también, igualmente importante, en formación del profesorado “para que pueda sacar mayor provecho de estas oportunidades que nos brindan los avances que hoy vivimos”.

La eurodiputada cerró su intervención abogando por el humanismo, como base fundamental de cualquier aprendizaje y avance tecnológico: “No debemos olvidar que una pizarra digital no suple la labor tan importante del profesorado, del maestro. No debemos olvidar, en esta época en la que todo lo digital gana protagonismo, la importancia de las humanidades. Son esenciales y debemos dotar a los alumnos de la capacidad de entendimiento y espíritu crítico”, concluyó.

Emiliano Blasco, Vicerrector de Transformación Digital de la Universidad CEU San Pablo, comenzó su intervención recordando la importancia de que “la transformación digital se transfiera a los grados tradicionales sin dejar de prestar atención a la enseñanza presencial, al factor humano”. Un asunto que considera igual de fundamental que la creación de “espacios más sostenibles” en las propias universidades y que la “reducción de la burocracia”.

“En esta tesitura, en un momento de realidad postpandemia, nosotros vemos que los retos a los que nos enfrentamos, y para los que necesitamos a la UE es el desarrollo de un marco regulatorio común que permita a las universidades aplicar todas estas transformaciones, que permita la colaboración con otras universidades, de otros países”, propuso el Vicerrector de Transformación Digital.

Roberto Benito, Director de SM Educamos, se suma a destacar también la importancia del factor humano en el ámbito de la tecnología: “Debe aparecer el debate sobre el uso ético de esta tecnología. Cuando hablamos de innovación, corremos el riesgo de movernos hacia el discurso más técnico (…) Creo que avanzar solo en esta línea técnica tiene un riesgo enorme”, ha señalado Benito, de la Fundación SM. Para él, la “ética del cuidado” es un asunto “que no debe faltar” y que debe ser objeto de debate “en profundidad” mediante la creación de espacios y foros específicos para ello.

“Invertir en digital no es solo invertir en dispositivos”, insistió Benito, poniendo en valor a la formación y el acompañamiento durante ese proceso de asimilación de nuevos conocimientos, como elementos fundamentales para el bienestar y el avance hacia el camino de la innovación. Todo ello, destacó, tiene que contar con la participación de todos y cada uno de los agentes involucrados en el sistema educativo. “Cualquier agente vinculado al mundo educativo debe estar en esa transformación”, subrayó.

“No olvidemos que la sociedad de la información afecta a todas las capas de la sociedad”, destacó Ángel Pardillos Tomé, Director de People Transformation de la Fundación Hiberus, haciendo hincapié en la necesidad de reforzar la formación y la educación desde el principio (y también permanente a lo largo de la vida), para que no haya un desfase competencial entre el mundo educativo y el laboral. “Existen una serie de competencias clave que debe conocer todo el mundo”, apuntó Pardillos, añadiendo que es frecuente que haya “un salto al vacío entre lo que han aprendido y lo que nosotros les vamos a requerir en la empresa”.

En definitiva, Pardillos asegura que hay que “anticiparse” al futuro y a los avances, sobre todo en el ámbito de la educación y la formación: “Porque como eso no se produzca, lo que uno enseña en clase se vuelve antiguo”. Reclamó también “que los fondos no acaben solamente en quién lo gestiona”: “Hagamos una métrica de fondo del gestor del impacto. ¿Cómo se está traduciendo en inversiones laborales? ¿Cuántos contratos nuevos se han formado? ¿Qué calidad tienen esos contratos?”, ha preguntado.

En representación de los jóvenes, ha participado en la mesa redonda María Ortega, portavoz de la asociación Equipo Europa en la Comunidad de Madrid. “Somos conscientes de la problemática que existe de que nos formamos y al final nos lanzamos al vacío”, comentó Ortega, añadiendo que desde la asociación de jóvenes europeístas, buscan “incentivar” a las nuevas generaciones la idea de que “estamos envueltos en una digitalización que requiere formación continua”.

La portavoz de Equipo Europa quiso poner el foco también en la “brecha de género” en las carreras más técnicas, y que supone que solo el 7% de las mujeres decidan formarse en carreras STEM (ciencias, tecnología, ingeniería y matemáticas, por sus siglas en inglés). Ortega destacó asimismo la necesidad de hacer frente a otras desigualdades, como la brecha rural. “Parece que el acceso a Internet va a suponer una diferencia entre el conocimiento y la ignorancia”, alertó la joven, señalando también la “brecha intergeneracional” que existe entre jóvenes y personas vulnerables, “como gente mayor o en otra situación de exclusión”. “Al final necesitamos una UE actualizada, integrada y digital”, concluyó.

Vinculado a la celebración de este evento, la Universidad CEU San Pablo, SM y Fundación Hiberus enviaron a la Conferencia sobre el Futuro de Europa sus propuestas para abordar las problemáticas y los retos que surgen con el avance de las nuevas tecnologías, y de las cuales también se ha hablado en el acto de este lunes. Cada iniciativa puede consultarse en este PDF.

En definitiva, todos los ponentes incidieron en resaltar el proceso de transformación digital que ya está en marcha en Europa, y que tiene que verse como una oportunidad para continuar progresando. Una oportunidad que, tal y como coincidieron, no debe infravalorarse y debe abordarse también como un reto para mejorar y transformar las dinámicas de la educación actual hacia un modelo más acorde con las demandas del futuro. Eso sí, todo ello sin dejar atrás un asunto demostrado primordial: la ética, el sentido crítico, el saber hacer un uso responsable de las tecnologías y, en definitiva, el humanismo.

Emiliano Blasco: “Se están abriendo nuevos escenarios”
“Las claves de la docencia universitaria se han visto rediseñadas”, aseguró a 20minutos el vicerrector de transformación digital de la Universidad CEU San Pablo, Emiliano Blasco. La pandemia introdujo nuevos retos en el sistema educativo que, según Blasco, requieren del apoyo de las instituciones para “dar apoyo al profesorado”, reducir la burocracia, la brecha digital, combatir la pobreza digital o, en última instancia, mejorar las competencias de los alumnos y los docentes en materia digital.

Todo ello, teniendo en cuenta que la presencialidad es algo que debe mantenerse siempre. “El contacto humano va a ser esencial. El humanismo no se puede perder. Pero sin duda esa semipresencialidad está ayudando a que personas que alomejor no pueden venir a clase se beneficien de esta ayuda que la tecnología le está ofreciendo”, apuntó Blasco, destacando también la importancia de fomentar la colaboración entre países y universidades de todas las ciudades.

Roberto Benito: “Ser nativo digital no implica saber usar la tecnología”
Roberto Benito invitó a abrir un debate, a reflexionar sobre un asunto en el que coincide con el resto de participantes: “la parte más humana, y todo lo que tiene que ver con cómo las personas nos enfrentamos a la tecnología es crucial”. En esa línea, rechaza estigmatizar a los llamados “nativos digitales” -los jóvenes que han nacido ya en un contexto en el que la tecnología es protagonista. “Ser nativo digital significa que naces con la tecnología, pero no necesariamente que sepas utilizarla, y que asumas los riesgos que conlleva un mal uso”, puntualizó.

Lo que hay que hacer, según Benito, es abrir “foros con referentes y expertos digitales que ayuden a estas personas y alumnos a desarrollarse en un mundo plagado de tecnologías”, ya que, tal y como destacó, “la educación no termina nunca”.

Isabel Benjumea: “Hay que dotar al profesorado de más prestigio”
En una conversación mediante videoconferencia desde Bruselas, la eurodiputada Isabel Benjumea destacó que el principal reto de los países de la Unión Europea es “aprovechar bien los fondos de recuperación”, de los cuales un pilar clave es precisamente la digitalización. “La digitalización en educación no es solo tener las mejores herramientas, sino también invertir en las capacidades de los alumnos y enseñarles a sacar mayor provecho de los desarrollos”, aseveró.

La eurodiputada reseñó también la urgencia de que “la educación deje de ser un campo de batalla del juego político” y que se convierta en un “asunto de Estado”. Para que España se sitúe junto a los países que encabezan los rankings de educación, señaló Benjumea, hay que aumentar la inversión (también en becas) “dotar al profesorado de más prestigio y reconocimiento” y hacer uso de las herramientas que nos brinda la digitalización, “sin olvidarnos de las humanidades”. Y es que, según la eurodiputada, es crucial fortalecer “el espíritu crítico, enseñar a los alumnos a pensar, cuestionarse las cosas y enfrentarse a la vida con la capacidad de resolver los dilemas a los que se van a enfrentar”.

Ángel Pardillos: “La empresa ha de participar en la formación”
En la propuesta de la Fundación Hiberus mencionan la “gran paradoja” a la que nos enfrentamos hoy en día con la irrupción de las tecnologías. Nos referimos fundamentalmente a que en un mercado de trabajo en el que la gente busca empleo y no lo encuentra, en este sector, nosotros buscamos trabajadores y no los encontramos”, explicó a 20minutos el director de People Transformation de la Fundación Hiberus, Ángel Pardillos.

Para paliar con esta problemática, Pardillos habla de un “menú con muchos ingredientes”. Es decir, de un panorama en el que tener en cuenta diversos factores, sustentados sobre una base fuerte: la formación permanente. “Supone invertir bien en la época en la que los alumnos se están formando. Y sobre todo en un mercado de trabajo en el que la tecnología impacta continuamente y hay una rotación de conocimientos tan extrema”, explicó, destacando los empleos que han ido demostrando ser cada vez más necesarios, como la inteligencia artificial, la gestión de datos o la programación low cost.

Una formación que, según Pardillos, debe ir renovándose periódicamente y en cuyo proceso las propias empresas juegan un papel fundamental. “La empresa, el fabricante de tecnología, ha de participar activamente en el desarrollo de los contenidos para acomodarlos a la necesidad en cada momento”, afirmó.

María Ortega: “No hay tanta formación digital, y eso es un problema”
“Con la crisis de la covid hemos visto la urgencia de que los jóvenes se eduquen, y también en transformación digital”, explicó María Ortega, portavoz de Equipo Europa de la Comunidad de Madrid. Según Ortega. “Es un problema muy grande porque no hay tanta formación”, por lo que es necesario abordar ese problema. Desde la asociación de jóvenes europeístas de la que ella es portavoz, exigen una mayor presencia de los jóvenes en la Unión Europea, para seguir fomentando la participación y hacer llegar así su voz a la institución europea.