ENTREVISTAS A EMPRESARIOS PYME: Darío Ansaldi

Realizada por Alicia S. Nebbia el 11/08/2021

Hemos tenido el gusto de entrevistar al joven empresario pyme de nuestra ciudad de Rosario y Gerente General de Oeste Servicios Sociales: Darío Ansaldi. Dicha empresa brinda los siguientes servicios de salud: sepelios en sus dos complejos velatorios, emergencias y urgencias con personal y ambulancias propias y consultorios externos propios y en clínicas adheridas. La empresa se  inició en el rubro Sepelios, último eslabón de la cadena tanatológica,  hace aproximadamente treinta años en Barrio Belgrano, zona noroeste de nuestra ciudad de Rosario.

Darío Ansaldi, hijo de uno de sus fundadores, comenzó a trabajar en la empresa a los veintiún años en Atención al Cliente y en Sepelios. En ese entonces (hace dieciocho años) el personal estaba compuesto por los integrantes de la familia y unos pocos colaboradores y recuerda con mucho cariño que el ambiente de trabajo era cálido y muy familiar.

A medida que pasó el tiempo se fue adaptando continuamente a los cambios del entorno y del rubro para innovar en forma continua sin perder los rasgos de la cultura organizacional basada en valores y buenas relaciones humanas.

Aparte del crecimiento de la estructura y de la oferta de nuevos servicios, sintió la necesidad de extremar los cuidados para que no se automatizara la forma de atender al cliente y prestar el servicio, sino contemplando cada caso en particular para ofrecer los mismos a la medida de las necesidades de cada cliente.

Está convencido que lo que cambió realmente es la cultura de la sociedad volviéndose “delivery” por los formatos pre-establecidos que fueron adquiriendo muchos servicios y que,  precisamente es eso lo que Oeste trata de evitar, para que la prestación de cada servicio siga siendo artesanal a pesar de que cada día cuesta más entrenar al personal de contacto para que sostenga esta modalidad.

Oeste Servicios Sociales cuenta hoy con tres unidades de negocios: Sepelios, Emergencias y Salud, y con una dotación de casi cien colaboradores, lo que requiere un continuo entrenamiento en la forma de liderar este capital humano. Los tres tipos de servicios están totalmente interrelacionados y exigen una continua inversión en personal, instalaciones, móviles, asesoramiento continuo, una adecuada administración del tiempo que permita sostener el presente y proyectarse permanentemente al futuro.

Se le preguntó por su estilo de liderazgo y reconoce que está apoyado en el respeto, la calidez, una combinación de estilos para cada situación que parte del afiliativo para estar de acuerdo con el objetivo de mantener una cultura de servicio adecuada a cada tipo de demanda del cliente y a cada situación especial del contexto por el que emergen las múltiples necesidades de los asociados. Cuando aparecen los conflictos hay que empoderarse más y actuar con mayor firmeza.

Lo que más le gusta de su rol es el contacto directo con las personas y el control de todo el personal para que el servicio sea de calidad y cada vez mejor, generando fidelización y reconocimiento del asociado, quien a su vez es el portavoz de esta satisfacción por dicho servicio recibido. ES PURA VOCACACIÓN DE SERVICIO en todos los puestos de la empresa. Asimismo se debe sumar a la interacción humana, el marketing estratégico y el control de las finanzas. Prefiere prevenir los conflictos y no actuar para tomar decisiones drásticas. Liderar un grupo humano es lo que genera satisfacción y orgullo.

Hay que atender siempre como a uno le gustaría que lo atiendan en una situación similar: esa es la clave. No se puede controlar todo pero trata de influir y capacitar al personal de contacto lo que más se pueda.

Le agradaría ver ingresar a la tercera generación  pero en este momento duda si es lo más adecuado. Es difícil de lograr pero no imposible. Se está trabajando para que la empresa se profesionalice y crezca para que lo primero sea posible. No hay otra forma.

Para disfrutar más de su trabajo le agradaría tener un país más estable para generar proyecto a mediano y largo plazo y no estar siempre pendiente del corto plazo.

A otros jóvenes le aconsejaría que se animen a emprender, que sean fuertes y que se entrenen para remar en este contexto.,

El aprendizaje que le deja esta pandemia  es la importancia de valorar la vida, de poder hacer y revalorizar los afectos y las verdaderas cosas por las que seguir adelante a pesar de todo.

Está dispuesto a reinventarse porque no hay otra forma de seguir adelante, que haciéndolo todas las veces que sea necesario.