Liderar no es mandar

Por Alicia S. Nebbia, sobre envío de C.P. Claudio Casares.

Los cambios globales son cada vez más rápidos y en un escenario de gran incertidumbre. Es necesario replantear el estilo de liderazgo en las organizaciones lo antes posible. A raíz de este tema me pareció muy productivo comentar el artículo publicado en El Cronista el 11/01/21 acerca de una encuesta que reveló el atributo más valorado en un líder y por qué no abunda. Se refiere a como cambiar para liderar en vez de mandar, consensuar en vez de imponer y gestionar con inteligencia emocional.

De acuerdo con una encuesta de Gartner Group, la autenticidad es el atributo más verdadero de un líder. Ser totalmente fiel a  sí mismo. Y también mostrarse como tal. Lamentablemente,  por décadas, se privilegió mandar  en vez de liderar, imponer en vez de consensuar, tener distancia con los colaboradores en vez de gestionar con la inteligencia emocional. Jack Welch, ex Ceo de General Electric, definió los atributos del liderazgo auténtico como:

  • INTEGRIDAD.
  • COMPETENCIA PARA LA TAREA.
  • HABILIDAD PARA PENSAR GLOBALMENTE.
  • FOCO EN LOS CLIENTES.
  • RECEPTIVIDAD AL CAMBIO.
  • BUENA COMUNICACIÓN.
  • CREACIÓN DE EQUIPOS DIRECTIVOS.
  • CAPACIDAD PARA INSPIRAR A OTROS.
  • AUTOMOTIVACIÓN.

      Actualmente se identificaron cuatro comportamientos esenciales para conducir eficazmente, cuatro habilidades blandas que se pueden entrenar y potenciar para inspirar y motivar a los equipos como un líder auténtico.

1) AUTOCONCIENCIA: el liderazgo verdadero se logra conociéndose a uno mismo.

2) TRANSPARENCIA RELACIONAL: es relevante ser una persona íntegra, es decir, con coherencia entre los que se piensa, se dice, se hace y se siente, lo cual aumenta la credibilidad del líder.

3) PROCESAMIENTO BALANCEADO: entrenar ambos hemisferios cerebrales: izquierdo racional y derecho emocional. Esto contribuye a mejorar el ejercicio del liderazgo al tomar decisiones para llegar a consensos sobre cómo seguir, cuando cambiar, en qué dirección innovar.

4) PERSPECTIVA MORAL: ser fiel a  principios y valores personales: se trata de integrar, apoyar, escuchar, motivar, dar y aceptar feedback.

      

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *