APRENDER A APRENDER Y NAVEGAR LOS ESTADOS DE ÁNIMO

APRENDER A APRENDER Y NAVEGAR LOS ESTADOS DE ÁNIMO

Gloria Flores – Presidenta de Pluralistic Networks

Extraído por Rainoldi Zelada & Asociados

 

El foco en la promesa, que yo entendí en ese tiempo, era que nosotros trabajamos con clientes para ayudarlos a que se hagan ofertas, entrenarlos para que hagan promesas de una mejor manera y que las cumplan. Y todo ello requería del cultivo de habilidades y sensibilidades que regularmente no se enseñan en la educación tradicional.

¿Pero qué quiere decir lo de desarrollar habilidades para que esto pase?, como son habilidades que tienen que ver con cómo relacionarse mejor, cómo coordinar, cómo comunicarse mejor, cómo construir confianza, cómo escucharse mejor para cuidar lo que nos importa cuidar y hacernos cargo de lo que queremos hacernos cargo mutuamente, requieren un cultivo de sensibilidades y desarrollo de habilidades que influyen en todos los planos de la vida, y eso a mí me fascinó, porque no se trataba de ayudar a la gente solo a discutir, sino realmente a construir sus relaciones de una manera expansiva que les permitían abrir posibilidades, evitando el sufrimiento innecesario que tanto vemos en todos los planos de la actividad humana.

Aunque ellos decían que lo importante era poder tomar acciones, cuando llegaba el momento no lograban hacerlo, alguien que quería tener más responsabilidad y estaba muy abrumado no le salía el pedido, alguien que quería hacer alguna oferta nueva y creía que tenía algo bueno que podía traer beneficio a otro, no hacía la oferta.

Cuando empezamos a hacer programas de trabajo efectivo en equipos (WEST), en una plataforma de juegos en línea, para que la gente practicara el trabajo en equipos, coordinara y tuvieran conversaciones, que aparentemente no tenían nada que ver con la vida real, lo mismo pasaba en este contexto, la gente no tiene las conversaciones que podrían tener para lograr los resultados que les importa lograr para cuidar lo que les importa cuidar, para hacerse cargo de lo que necesitan hacerse cargo y ahí es donde el trabajo de los hermanos Dreyfus me ayudó mucho, porque veía que cuando la gente se embarca en adquirir habilidades, que no son conceptos, son habilidades, son acciones que tomamos en ciertos momentos; las situaciones en que estamos con otros no es cosa de entender un concepto y aplicarlo, sino es aprender a hacer algo nuevo con otros cuando la gente está aprendiendo habilidades, aprendiendo a hacer algo que no podían hacer antes.

Hay diferentes niveles de competencia, una empieza como aprendiz, y como aprendiz puede hacer ciertas cosas y si hacen esas cosas, como practicar y pedir ayuda o tener un maestro por ejemplo, pueden seguir subiendo en la escala de aprendizaje y van de aprendiz a avanzado y luego a competente; alguien que ya tiene más experiencia puede hacerse cargo de ciertas cosas pero no de otras, porque tiene experiencia limitada, entonces para seguir avanzando necesitan pedir evaluaciones, necesitan exponerse a situaciones donde no saben qué hacer, necesitan tomar riesgo, y aunque eso es lo que necesitan cuando llegan a esa etapa muchos no lo logran porque no son capaces de tomar las acciones que necesitan tomar para seguir avanzando en su aprendizaje, entonces el estado de ánimo se torna restrictivo.

¿Que son los estados de ánimo? la mayor parte del tiempo son invisibles para nosotros, no nos damos cuenta que están ahí pero están ahí siempre, nos influyen, nos guían y son fantásticos, sin que nosotros hagamos nada nos guían, nos hacen el favor de guiarnos pero a veces no nos guían muy bien y en las situaciones que estamos no vemos posibilidades para hacernos cargo de lo que nos importa o nos limitan, pero nosotros podemos aprender a influir estos estados de ánimo, podemos aprender a no quedarnos atrapadas con ellos si primero desarrollamos la sensibilidad en torno a los estados de ánimo, que nos permita reconocerlos y reconocernos en estados de ánimos que nos están influyendo, haciendo eso podemos ver qué necesitamos hacer para nosotros influirlos a ellos cuando es necesario y cómo podemos aprender a reconocerlos.