El primer argentino que ganó un mundial de emprendedores

Extraída- la Nacion-15 de junio de 2022.

En diálogo con José Del Rio, Gastón Taratuta, fundador del unicornio Aleph, brindó las claves que hay que tener en cuenta para poder triunfar en el ecosistema de starups tecnológicas.
En el marco de esta nueva edición del Summit de Recursos Humanos, organizado por LA NACION, José Del Rio, secretario general de Redacción este medio, tuvo un mano a mano con Gastón Taratuta, fundador del holding Aleph, el cual tiene presencia en más de 90 mercados y cuatro continentes junto a plataformas como Twitter, Spotify, TikTok, Verizon y LinkedIn.
“¿Cómo fue la experiencia de ganar el mundial de emprendedores?”, consultó Del Rio, como primer disparador de esta conversación que se dio de manera virtual. “Fue una experiencia enorme, lo disfruté mucho, no esperaba ganar”, expresó Taratuta, desde Miami.
El emprendedor comparó la emoción de ese momento con la que vivió durante los últimos minutos de la final del Mundial de Fútbol Brasil 2014 (entre la Argentina y Alemania). Asimismo recordó haber estado muy nervioso: “Había algo que me decía que quería traer esto para la Argentina”, expresó. Finalmente, contó que pudo relajarse una vez que subió al escenario.
Del Rio comentó cómo muchos integrantes del ecosistema emprendedor, algunos pertenecientes a Endeavor, como Marcos Galperin, fundador de Mercado Libre, o Guibert Englebienne, cofundador de Globant, lo definieron como un “merecido emprendedor”. Taratuta se refirió a este reconocimiento como uno de los logros más importantes: “Para mí y el resto del equipo, junto a Ignacio Vidaguren, el reconocimiento de esta gente que ha hecho muchas cosas, y más grandes que las nuestras en algunos de los casos, valen tanto como el premio, y lo comparto con ellos”.
El emprendedor comparó la emoción de ese momento con la que vivió durante los últimos minutos de la final del Mundial de Fútbol Brasil 2014 (entre la Argentina y Alemania). Asimismo recordó haber estado muy nervioso: “Había algo que me decía que quería traer esto para la Argentina”, expresó. Finalmente, contó que pudo relajarse una vez que subió al escenario.
Del Rio comentó cómo muchos integrantes del ecosistema emprendedor, algunos pertenecientes a Endeavor, como Marcos Galperin, fundador de Mercado Libre, o Guibert Englebienne, cofundador de Globant, lo definieron como un “merecido emprendedor”. Taratuta se refirió a este reconocimiento como uno de los logros más importantes: “Para mí y el resto del equipo, junto a Ignacio Vidaguren, el reconocimiento de esta gente que ha hecho muchas cosas, y más grandes que las nuestras en algunos de los casos, valen tanto como el premio, y lo comparto con ellos”.
Taratuta indicó que en su caso le tocó “un ambiente de competitividad más cordial”, y que ese reconocimiento entre los emprendedores es sano e impulsa el emprendedorismo en nuestro país. Es decir, que la Argentina haya ganado deja entrever un mensaje principal, según enfatizó Taratuta, y es “que sí se puede, que tenemos talento de exportación, la Argentina puede salir adelante, y tenemos con qué”
Del Rio profundizó en el significado de esta premiación en el marco del mundial de emprendedores, el “EY World Entrepreneur of the Year 2022″ que se realizó en el principado de Mónaco, y le consultó al flamante ganador qué fue lo que hizo resultar triunfador. Taratuta expresó que prevaleció el hecho de que, en un mundo con US$87 trillones de Producto Bruto Interno, un país austral como la Argentina, con un PBI de US$450.000-US$500.000 millones aproximadamente, pudo generar una compañía que hoy tiene acceso a 90 mercados globales, que le presta servicios a compañías de Silicon Valley en mercados emergentes. Y contó que el 10% de los revenues de la empresa es en América Latina, mientras que solo, el 1% o 2% es de la Argentina.
“En esta premiación conocí grandes emprendedores, pero la mayoría muy muy locales. Creo que se destacó eso, y también la educación. Queremos ecualizar el acceso a la información sobre la publicidad digital (digital advertising) al mundo y que cualquiera pueda certificarse en productos de advertising digital y prestar servicios al mundo”, sintetizó Taratuta sobre su objetivo.
Otro punto importante que incidió en la premiación fue la trayectoria de Aleph, señaló Taratuta, y el hecho de que, si bien en 2015 vendió su compañía a Sony por US$100 millones (luego la recompró), se pudo haber quedado tranquilo, disfrutando de otras cosas de la vida. Sin embargo, fue por más y pensó que Latinoamérica no era suficiente, “quiero ir a otros mercados”, rememoró.
Fue así que hicieron una incursión en Europa del Este, Europa Central, en Asia también, Medio Oriente y África. Por ende hoy tienen socios estratégicos que les permiten ser la única solución global, si una empresa de digital advertsing technology quiere entrar a mercados emergentes, le pueden ofrecer 90 mercados bajo una sola
Respecto de las vicisitudes relacionadas al contexto económico social de la Argentina, Taratuta expresó: “Siempre hay obstáculos, por ejemplo hacer negocios en Brasil también es difícil”. Y comentó que el único caso de una empresa argentina exitosa en este país es de Mercado Libre.
“La Argentina es un país difícil para operar. Si me hubiese quedado en la Argentina con toda mi base de funcionarios, tendría problemas por el proceso inflacionario”, describió Taratuta, quien comentó que, por este motivo, su personal en los últimos tres años le cuesta 50% más, y enfatizó que “de haberse quedado solo basado en este país, la empresa hubiese quebrado”.
Taratuta relató cómo un montón de emprendedores le consultan, y él les aconseja que no se queden solo en la Argentina como mercado. Para ello brindó el ejemplo de Globant y la “soja digital”, y cómo esta empresa desde el talento argentino pudo exportar software y servicios a toda Latinoamérica. “Si tenés un gran servicio, con un propuesta de valor única, tratá de pensar un poco más fuera de la Argentina”, sintetizó.
“Por ejemplo, Israel, con poca capacidad de consumo interno, exporta. Los países Nórdicos son otro ejemplo, que generan tecnología para afuera, y no se podrían sostener si lo harían solo para el mercado interno”, amplió.
Respecto del próximo paso, se refirió a “devolverle un poco a la sociedad”. Taratuta mencionó su proyecto de educación y englobó su objetivó de “educar a 50.000 personas alrededor del mundo en digital advertising para que no tengan que estar siete años estudiando, y que eso sea un puente para que puedan entrar a mercado de trabajo”.